Prevención

Foto de Una enfermera americana se lava las manos después de tratar a un enfermo de Ébola Una enfermera americana se lava las manos después de tratar a un enfermo de Ébola

Aún no hay una vacuna contra la enfermedad del Ébola que haya sido aprobada por ninguna autoridad de control. Se están probando varias, pero ninguna está todavía disponible para uso clínico.

¿Qué medidas preventivas se pueden tomar para reducir el riesgo de contagio por el virus del Ébola?

En áreas fuera de la zona epidémica, como España, no se aconsejan medidas especiales de higiene y prevención aparte de evitar el contacto directo con los fluidos y secreciones corporales de pacientes o animales infectados.

En áreas epidémicas, como es el caso de los tres países afectados del Africa Occidental (Guinea Conakry, Liberia y Sierra Leona), se aconsejan las siguientes pautas de comportamiento:

  • Practicar cuidadosamente una buena higiene personal.
  • Evitar el contacto con sangre o líquidos corporales.
  • No tocar objetos que puedan haber estado en contacto con la sangre o los líquidos corporales de una persona infectada.
  • Evitar los rituales de sepultura  y costumbres funerarias que requieran tocar el cuerpo de alguien que haya muerto por la enfermedad del Ébola.
  • Evitar el contacto con murciélagos y primates no humanos, o con la sangre, los líquidos corporales o la carne cruda preparada de esos animales.
  • Evitar ir a los hospitales donde reciben tratamiento pacientes con la enfermedad del Ébola.
  • Después del regreso, vigilar la salud durante 21 días y solicitar atención médica inmediatamente si aparecen los síntomas de la enfermedad del Ébola.ebola_viajeros_es

Los trabajadores del sector sanitario que puedan estar expuestos a personas con la enfermedad del Ébola deben tomar las siguientes medidas:

  • Usar ropa protectora, incluidas máscaras, guantes y gafas.
  • Poner en práctica las medidas adecuadas de control de infecciones y esterilización.
  • Aislar a los pacientes enfermos de otros pacientes.
  • Evitar el contacto directo con los cadáveres de personas fallecidas por la enfermedad.
  • Notificar al personal sanitario competente si se ha tenido contacto directo con la sangre o los líquidos corporales, como las heces, la saliva, la orina, el vómito y el semen de los pacientes infectados.
  • Para más información, consultar el Protocolo de actuación frente a casos sospechosos de enfermedad por virus Ébola.

Seguimiento de contactos

Para una correcta prevención de la difusión de la enfermedad es necesario trazar la red de contactos con los que ha tenido relación un paciente infectado por el virus del Ébola. Los contactos identificados serán monitorizados durante 21 días a partir del último día que tuvieron contacto con el enfermo. Si el contacto presenta fiebre o cualquier otro síntoma de la enfermedad será aislado, diagnosticado y tratado,  y el ciclo de seguimiento de contactos empieza de nuevo a partir del nuevo paciente.

Esta actividad es crucial llevarla a cabo en las áreas afectadas por los brotes del virus del Ébola, así como tener una correcta cooperación intergubernamental para minimizar el riesgo de contagio masivo.

Gráfico sobre el seguimiento de contactos

Descarga el gráfico sobre el Seguimiento de Contactos en formato PDF